Gabriel Tizón

Pintando lo revelado

Me crié entre pinturas, en una familia rodeado de pintoras y pintores. Mis referentes como fotógrafo han sido en su mayoría pintores antes que fotógrafos, aunque todo es luz. De mi abuelo aprendí a fotografiar con calma. Él tardaba días o incluso semanas en terminar sus cuadros, mientras pintaba en los emplazamientos de origen. Sus pinturas son imágenes de gran exposición y reflexión.

Hace muchos años ya pinté en silencio y, ahora, desde 2020, he decidido mostrar y pintar más lo revelado. Es decir, pintar mis fotografías, con el objetivo de tocarlas, como una especie de maquillaje que respeta la identidad, el mensaje y el sentimiento. Completar la fotografía pintada con luz para añadirle algo más al testimonio, convirtiéndola en copia única. Tocarla y reflexionar con ella, como hacía mi abuelo.